ENTREVISTA O2 – HÉCTOR MORALES

– ¿Qué es lo mejor de O2 fit?

Lo mejor de O2 es la cercanía, el encontrarse, cada vez que vengo con las mismas personas que siempre están dispuestas a entrenar. Hoy creo que sé un poco más, precisamente, por la ayuda que he recibido de los profesores y del staff completo. El ambiente me gusta muchísimo, ya que la gente que viene, está súper comprometida con el trabajo que uno viene a realizar. Respetan tu espacio, se comparten las máquinas, hay buena onda, se genera una especie de familia deportiva.

 

 

– ¿Bicicleta o trotadora?

Partí con bicicleta, pero me cambié a trotadora, debido a una pequeña lesión a la rodilla. Gozo mucho con la trotadora, además que instalo ahí un par de artículos digitales que me ayudan a ir estudiando.

 

 

– ¿Fuerza o resistencia?

Ojalá se pudiera mejorar las dos cosas, fuerza y resistencia, pero vamos ahora trabajando por etapas. En general lo que hago con mis entrenamientos, es dirigirlos a lo que estoy haciendo. El año pasado estaba en una obra muy exigente que duraba dos horas y media por eso me concentré en resistencia. Siempre intento enfocar el entrenamiento hacia el trabajo que estoy realizando.

 

 

– ¿Cuál es el ejercicio que más te gusta?

Disfruto mucho entrar a clases de TRX, es intenso y uno siente que trabaja duro, pero me pasa algo con la elongación porque que soy larguirucho, entonces si estoy un tiempo haciendo pesas o trabajando con los músculos más apretados, comienzo a tener tortícolis o dolor de hombros y el TRX me ayuda mucho a estar trabajando y elongando.

 

 

– ¿Cuál es el ejercicio que más te carga?

Mira hace algún tiempo tome la decisión de pedir ayuda y trabajar con un equipo personal, entonces trabajo un par de veces a la semana con David, quien es un gran maestro, por eso se lo pelean las personas que lo conocen en el gimnasio, es un gran profesional. Otras veces trabajo solo, pero cuando trabajo con David digo… “este es el día antipático” la pesa dura, barra con disco, sentadillas, me siento como esclavo egipcio…(risas) ¡Son los ejercicios que me cargan!.

 

 

– ¿Entrenar al comienzo o al final del día?

A primera hora. Siempre trato de venir en la mañana ojalá antes de la 12:00, me resulta mucho mejor. Cuando uno empieza a conocer la dinámica de los gimnasios y de tu sede, entiendes los momentos en donde hay más personas. En general, siempre está la buena disposición de compartir las máquinas pero casi siempre si uno viene a las 10:00 o 9:30 está vacío.

 

– ¿Entrenamiento individual o clases grupales?

Depende mucho del día, quizás mucha gente se va a sentir representada con lo que digo. Hay días que uno puede estar trabajando en una sala con mucha gente y hay otros en los que necesitas estar conectado con música, súper en sintonía de lo que te está pasando a ti con la pega, con el día a día. Entonces el sábado para mí es un día que, si o si, es de clases colectivas, vengo en las mañanas y entro a cualquier clase que calce. En la semana vengo a entrenar solo y a veces lo ocupo para trabajar.

 

– ¿Qué comes antes de entrenar?

El mismo desayuno todos los días, una tortilla de avena con huevo, fruta y un café. Antes de entrenar eso me deja con mucha fuerza y después de entrenar me como una fruta.

 

 

– ¿Entrenar para comer o comer para entrenar?

En la semana comer para entrenar bien y el fin de semana entrenar en la mañana, para después en la tarde desbandarse (risas).

 

 

– ¿Mejor excusa para no ir a entrenar?

Yo creo que sería una mentira decirle a la gente, que yo vengo todos los días, siempre hay un trabajo interno que es súper importante con el compromiso que uno tiene con otros, en este caso con el profesor David. Pero te prometo que, desde la salida del canal al gimnasio, se pasan diez panoramas más atractivos y uno tiene que ir luchando. Imagínate en pleno verano todo el mundo saliendo de vacaciones y yo saliendo de grabar para venir al gimnasio. En general, siempre el exterior está tentando con el compromiso que uno tiene acá.

 

 

– ¿Entrenar solo o acompañado?

Yo siempre prefiero entrenar solo, porque para mí es un momento que de alguna manera es encontrarte contigo mismo. Trabajo con David y siempre al final termino trotando solo y si él no está, estoy haciendo un trabajo en solitario porque me acomoda. De repente me pongo a escuchar un podcast, de hecho, debo confesar que me molesta bastante que me conversen en el gimnasio, ya que a veces estoy súper concentrado y llega alguien y me dice “oye ayer te vi en una función” y “yo oooh, cortaste toda la inspiración” pero claro la gente viene a compartir y comprendo, me distraigo al final, pero de todas formas podríamos compartir hasta un café

 

 

– ¿Algún consejo para superar los dolores del primer día de entrenamiento?

Al principio cuando el entrenamiento es esporádico y entrenas un lunes y no vuelves a venir hasta el jueves, probablemente el día martes o miércoles vas a estar súper adolorido, pero cuando ya es algo que es parte de tu rutina, los músculos y tu cuerpo se acostumbran. Además, creo que es súper importante elongar después de trabajar duro, es importante darte un tiempo.

 

 

– ¿Cardio o pesas?

Me gusta la combinación, a mí me hace muy feliz el cardio porque me deja con una energía bastante positiva para el día, pero todos tenemos cuerpos distintos. A mí me pasa, si hago cardio una semana bajo 4 kilos. Por eso David me dice “esta semana no cardio”, vamos duro con pesas, después la otra semana dos veces cardio. Pero en general si yo pudiera escoger, me metería a una clase de spinning, remo, aunque mi tendencia es ésta.

 

 

– ¿Qué programa recomiendas?

Por ahora estoy contento con mi forma de entrenar. He hablado con varias personas y me da un placer que la gente esté tan comprometida y tenga su cartón y los profesores estén ahí. Cosas que yo en general, no puedo hacer porque estoy entre la toalla, lápiz, el teléfono… por eso trabajo con David y a veces solo. Pero en general me parece súper bien, además ahora los programas se adecuan a los objetivos que tiene cada persona.

 

 

– Entrenar es ¿sacrificio o placer?

Es un sacrificio, pero también un placer, como todas las cosas en la vida. Uno lo logra descubrir con el tiempo porque en principio es un sacrificio, pero el beneficio y el placer que te deja durante el día es impagable. Yo llego al canal con una energía tremenda.

 

 

– ¿Cuál es tu motivación para entrenar?

Vine en principio porque lo necesitaba, debido a una lesión en la rodilla, el doctor me dijo “tienes que operarte o tienes que empezar a trabajar tu musculatura de las piernas para sanar esa lesión”. Después me empecé a enamorar del lugar y me empezó a dar mucho placer estar bien conmigo. Empecé ahorrarme la plata del psicólogo, deje de fumar y la comida chatarra. Entonces creo que hay una unión que hace que hoy en día me sienta mucho mejor.

 

 

– ¿Qué comerías sin culpa?

El Tiramisú es uno de mis restaurantes preferidos y es tentación máxima venir a entrenar y ver que están pasando las pizzas, yo iría feliz por una pizza pero claro si no fuera tanta la culpa… (risas) La pizza es como mi placer culpable.

 

 

– ¿Cuál es la parte de tu cuerpo que más te gusta trabajar?

Yo creo que hoy, el tema en las piernas, es algo que me tiene súper contento, porque yo estaba de verdad con un problema en una rodilla. Antes venia, porque estaba haciendo un trabajo físico para una obra que me lesionó y haber podido trabajar ese segmento muscular y no tener que operarme, es súper gratificante. Logré superar ese obstáculo. Además, también potencié mi espalda, lo que hace que no me lesione tanto cuando estoy trabajando.

 

 

– ¿Qué animal te gustaría ser y por qué?

Yo creo que tengo más una cercanía con las jirafas, desde siempre, creo que tiene que ver con la tranquilidad y la templanza. Siempre están como observando, tienen que caminar relativamente lento, yo creo que por ahí, tengo una cercanía con ese animal.

VOLVER
ENTRADAS SIMILARES

ENTREVISTA O2 – JORDI CASTELL

LEER MÁS

ENTREVISTA O2 – SOLEDAD BACARREZA

LEER MÁS